El tribunal les imputa la represión de las protestas de 2003, que causó 64 muertos

MABEL AZCUI – Cochabamba – El País, 31.08.11

La Corte Suprema de Justicia de Bolivia ha condenado este miércoles a cinco militares y dos exministros a penas de entre tres y 15 años de cárcel por la represión de unas protestas en 2003 en La Paz, que dejó 64 muertos. En el proceso por delito de “genocidio” están también incluidos el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y otras nueve personas, que se han refugiado fuera del país.

La sentencia por delito de genocidio en la modalidad de “masacre sangrienta” afecta como cómplices y autores mediatos a los ex ministros de Trabajo, Adalberto Kuajara, y de Desarrollo, Erick Reyes Villa, con tres años cada uno; al ex comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, general Roberto Claros, y al ex comandante del Ejército, general Juan Véliz Herrera, con 15 años y 6 meses, cada uno; a los ex comandantes de la Fuerza Aérea y Naval, general José Quiroga Mendoza y almirante Luis Alberto Aranda, con 11 años, y al exjefe del Estado Mayor, general Gonzalo Rocabado, con 10 años.

»Ir al artículo completo en El País

Relacionados:

La segunda etapa del caso Octubre se ventilará en ámbitos internacionales

El Gobierno pide condenar a Goni

VÍCTIMAS. Exigen que ahora Gonzalo Sánchez de Lozada sea condenado. – Pavel Alarcón La Prensa