{mosimage}Juan Evo Morales Aima , con el puño izquierdo en alto y su mano derecha en el corazón,  dijo "sí juro" ante el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, quien minutos antes había asumido su cargo.

Entre los gritos de "Evo, Evo, Evo", el primer presidente indígena de la historia de Bolivia recibió los símbolos patrios, la banda y medallas presidenciales, antes de que el himno de Bolivia sonara en el Palacio Legislativo.  Inmediatamente después, Morales tomó la palabra y pidió un minuto de silencio en recuerdo a los distintos líderes caídos en la historia, mencionó a Manco Inca, Tupak Katari, Ernesto Che Guevara, Luis Espinal y "otros muchos".

Visiblemente emocionado, también incluyó en este homenaje a "los miles de cocaleros muertos de la región central del Chapare, por los ciudadanos de la ciudad de El Alto, por los mineros y los millones de seres humanos caídos en toda América".

{mosimage}El acto de toma de posesión fue testigo de otro hecho histórico. El presidente chileno, Ricardo Lagos, asistió al evento para convertirse en el primer mandatario chileno en pisar suelo boliviano para la asunción de un mandatario.

Chile y Bolivia rompieron relaciones diplomáticas en 1978 tras una guerra en la que el país andino perdió su salida al Océano Pacífico. Morales ha dicho que insistirá en recuperarla por vía diplomática.

La presidenta electa de Chile, Michelle Bachelet, aseguró estar dispuesta a normalizar las relaciones con Bolivia

Relacionados:

Evo Morales se convierte en el primer Presidente indígena de Bolivia

Lagos tras cita con Morales: Hemos hablado "de todos los temas, sin exclusión"

Asumió Evo Morales y reiteró la necesidad de nacionalizar los recursos naturales